Coaching experiencial

Con metodología de out door training los procesos de coaching se hacen vivenciales y desafiantes enfrentando al participante a sentires retadores donde pueda observar de manera efectiva sus comportamientos, emociones, conversaciones y corporalidad.

Las dinámicas aquí aplicadas sumadas a medidores o indicadores producen excelentes resultados dado que el participante experimenta el aprendizaje en el postulado que aprendemos el 20% de lo que escuchamos, el 50% de lo que vemos y el 80% de lo que hacemos.

El nuevo modelo pedagógico invita a producir modelos de aprendizaje más activos y ello implica conocer de lo que somos capaces no solo por el raciocinio sino por la vivencia corporal y emocional de las acciones.

¿Soy capaz? Es la pregunta que un ser humano con frecuencia se hace y cuando experimenta el desafío y lo logra vence creencias que antes eran simplemente mentales.  En este caso el coaching se nutre de la educación experiencial e invita incluso al participante a hacerse cargo de la emoción del miedo si es que esta llegara a surgir.

La transformación en el coaching experiencial reconoce el donde estoy y propone el donde quiero estar a través de acciones inmediatas que son retroalimentadas al instante.  Se trata entonces de brindar un salto cualitativo en el aprendizaje de los seres humanos cambiando radicalmente los escenarios académicos.