Te puede ayudar un proceso de couching?

couching¿Cuál es la razón para dar algo que nos ha costado dinero y esfuerzo?

A mi modo de ver en el plano espiritual o si se quiere en la dimensión cuántica todos somos uno, lo que doy a otros lo recibo yo mismo. El daño que hago a otros me lo hago a mí mismo.

Cuando me enteré de lo que hizo mi amigo Andrés Jiménez me acordé de la madre Teresa de Calcuta quien advertía: “Dar hasta que duela y cuando duela dar todavía más”.

Yo sé que Andrés no dio su casa de campo a la fundación de Teresita y sus pollitos para que se escribiera sobre sus buenas obras o para que en el parque de San Antonio del Tequendama se le hiciera un monumento.

¡Mi amigo Andrés “ Me quito el sobrero” con ese gesto, seguramente en ese lugar recibirán ayuda cientos de familias campesinas olvidadas por nuestros gobiernos de turno, se acogerán ancianos y niños desvalidos que deambulan en busca de refugio.

Pero es que siguiendo con la cuerda de Teresa de Calcuta ella también dijo:

Cada obra de amor, llevada a cabo con todo el corazón, siempre logrará acercar a la gente a Dios.

¿Cuántos de nuestros actos son para acercar la gente al creador?

¿Cómo sería mi vida si en el silencio diera para bienestar de otros?

En la vida se dice que se nos mira no solo por lo que somos y hacemos sino por la gente con la que andamos. ¡Me siento orgulloso de tener amigos como Andrés y su familia!

Con este gesto me di cuenta que aprendemos no por lo que nos dicen sino por lo que nos enseñan con el ejemplo.

¿Qué personas en nuestro entorno son ejemplo de vida?

¿Te puede ayudar un proceso de couching?

¿Podemos contar entre nuestras relaciones con personas desprendidas y dispuestas a estar en la ayuda cuando se les necesita?

¿Qué diferencia existe entre las personas que logran ser felices y las que no?

¿Qué diferencia existe entre las personas que consiguen construir su vida como desean y las que no?

¿Qué diferencia existe entre las personas que van por la vida con una sonrisa y las que no?

Rompiendo con mi disciplina de coach desde mi observador pienso que las personas que van con una sonrisa por la vida son las que dan, las que sirven, las que se entregan por una causa, las que se comprometen, las que no dicen sino que hacen.

¡Mi amigo Andrés eres un dador!

Dejar una respuesta