Dulces de piedra – La esperanza y los sueños en los momentos de dificultad

la esperanza y los sueños en los momentos de dificultad

En oportunidades siento que el mundo de los sueños, es el mundo de los niños y si los adultos reconociéramos el niño interior que llevamos dentro muchas realizaciones se darían en nuestra existencia o por lo menos mantendríamos la esperanza.

En uno de los rincones de mi casa reza este mensaje:

¡Nunca quites la esperanza a otros pues quizá es lo único que tengan!

La semana que comienza visitamos con mi hija Angélica algunas familias de pocos recursos a fin de gestionar un aguinaldo diferente para la próxima época de Diciembre.

Al llegar a una casa muy humilde aparecieron algunos niños que nos ofrecieron dulces dentro de bolsas plásticas.

Que sorpresa cuando al quitar el papel que conservaba uno de ellos encontramos que eran piedras pequeñas envueltas en papeles de colores.

En la escala de lo cósmico sólo lo fantástico tiene posibilidades de ser verdadero.

Pierre Teilhard de Chardin

¿Cómo me veo en el mundo de las posibilidades?

¿Qué ocurriría si me atreviera a la esperanza y los sueños en los momentos de dificultad?

Nos asombró con mi hija como estos niños que carecen prácticamente de todo lo material mantenían alegría en su rostro y reflejaban una sonrisa permanente que iluminaba sus ojos.

¿De qué te quejas si prácticamente lo tienes todo?

¿Cómo sería tu vida si envolvieras dulces de piedra en las dificultades?

¿Qué te impide atreverte a soñar e imaginar?

Por unos instantes recordé que para realizar un buen coaching hay que ponerse en los zapatos del coacheado y allí es donde aparece la comprensión, el acompañamiento y el cuidado por hacer juicios.

Todo depende de cómo vemos las cosas y no de cómo son en realidad.

Carl Jung

Nos propusimos con mi hija de alguna manera endulzar en esta navidad la vida de estos niños ojala tú puedas hacer lo mismo y recordar que siempre hay otros que aprenden y enseñan del dolor y el abandono.

Que tengas buen coaching.

Dejar una respuesta