El olfato

Seminario empresas coaching

El olfato es el sentido encargado de detectar y procesar los olores. Es un sentido químico, en el que actúan como estimulante las partículas aromáticas u odoríferas desprendidas de los cuerpos volátiles, que ingresan por el epitelio olfativo ubicado en la nariz, y son procesadas por el sistema olfativo.

La nariz distingue entre más de 10.000 aromas diferentes.

En días pasados durante cuatro horas quedé al lado del Río Bogotá considerado de los más contaminados del mundo y por un inconveniente en la vía quedé sin poder mover mi vehículo.

En los primeros minutos era repugnante el olor a tal punto que cerré las ventanas y oprimí un tarro de ambientador dentro del carro.

Como no me imaginé que duraría tantas horas en esta situación al cabo de un rato ya no sentía el olor con la misma intensidad que al inicio.

¿Qué pasó?

Nos acostumbramos a los olores que se emanan afuera e incluso dentro de nosotros mismos sin darnos cuenta.

¿A cuántas cosas me he acostumbrado a pesar de “oler mal”?

¿Qué actividades no sirven en mi vida y las sigo manteniendo?

La carga contaminante del río Bogotá es muy alta y a pesar de ello hay gente que vive en sus riberas sin mayor preocupación o molestia.

¿Qué hace que me acostumbre a personas y hábitos tóxicos?

¿Qué beneficios me traería no solo proteger el medio ambiente sino protegerme yo?

Indagando desde el coaching quiénes son los tóxicos, planteo que la gente “tóxica” está encarnada por aquellos seres que perturban el bienestar ajeno y vampirizan al semejante obrando desde la mentira, agresión, humillación, son fanáticos, presumidos y compiten en su diario vivir creyendo que los demás los van a aventajar.

El tóxico critica, manipula, es arrogante, narcisista y embaucador.

Buen coaching recuerda que los seres humanos nos acostumbramos a los olores.

Dejar una respuesta