Guerreros ocultos

Seminarios Coaching la fuerza del guerrero“El secreto del cambio consiste en concentrar tu energía para crear algo nuevo y no para luchar contra lo antiguo”, En el libro el guerrero Pacifico de Dan Millman aparece el anterior comentario que me trasladó a dos guerreros ocultos que son mis amigos.

Daniel y Janeth quienes decidieron salirse de la “empleomanía” y cada uno en su especialidad perseguir el sueño de tener sus negocios propios y manejar su tiempo y sus ingresos.

 

Daniel produce una variedad del hongo Shiitake y en su rinconcito campestre trabaja a diario, probando, experimentado, invirtiendo, persistiendo.

Janeth por su parte agrandó su local veterinario de alimentos y concentrados en el pueblito de San Antonio y con el sueño de crecer en su empresa se reta a demostrarse así misma que puede y que vale la pena asumir riesgos.

En muchas ocasiones he visto a mis amigos a veces confundidos, a veces solitarios, los siento como guerreros ocultos protagonistas de la vida.

¿Cuántos seres humanos están en la queja y no pasan a la acción?

¿Qué te hace creer que eres un guerrero y no un llorón?

¿De dónde supones que sale la fuerza del guerrero?

Para hacer lo que mis amigos hacen, se necesita sacar fuerza de adentro, convicción, creencia, fe, confianza en uno mismo y la esperanza de un mañana diferente.

Paulo Coelho advierte en una de sus famosas frases: “El guerrero es transparente en sus acciones y secreto en sus planes”.

Mis guerreros ocultos se caracterizan por su espíritu de servicio, por su bondad, por sus sinceridad, por sus ganas de trabajar, por su esmero, por ser capaces de decir no a sus adversarios del día a día.

Siento que en el mundo hay muchos guerreros y guerreras ocultos que sienten miedo pero no se preocupan por éste, solo actúan y se llenan a cada instante de interminables desafíos que les permite estar ahí…ahí en el fluir de la vida.

Buen coaching para los guerreros ocultos, aquellos hombres y mujeres que leen estas reflexiones y se identifican en su interior con su capacidad de dar, luchar y amar hasta el final.

Sólo como guerrero puede uno soportar el camino del conocimiento. Un guerrero no puede quejarse o lamentarse por nada. Su vida es un interminable desafío, y los desafíos no pueden ser buenos o malos. Los desafíos son simplemente desafíos.

Carlos Castañeda

Dejar una respuesta