La cebolla

analogía de la cebollaLa cebolla es de la misma familia del ajo (Allium sativum L.) y otras hortalizas de menor importancia como el cebollin y el puerro. La cebolla se considera originaria de las regiones secas de Asia y tanto la anatomía como la fisiología de la planta indican con claridad que este cultivo se desarrolla bien en condiciones de baja humedad relativa, alta insolación y bajo suministro de agua.

De niño no me gustaba la cebolla y en estos días Dusleida quien nos ayuda en nuestra casa me mostró cebolla sembrada en una matera.

“Para sembrarla se debe quitar la raíz vieja me dijo” y tomando un cuchillo le quitó la raíz a una cebolla y me mostró cual era el pedazo que debía sembrar.

Me di cuenta entonces que la cebolla se puede sembrar por trasplante pero se debe quitar lo viejo para empezar un producto nuevo.

Esta metáfora me llevó a preguntarme:

¿Qué debo quitarme de mi raíz vieja para sacar un nuevo producto de mi vida?

¿Cuántas raíces viejas me impiden cambiar y por ello me mantengo sin nueva cosecha?

Supe que a estos cultivos los ataca el llamado piojillo de la cebolla y volví a mis preguntas de coaching para reflexionar:

¿Tengo identificados los “piojillos” de mi siembra?

¿Hasta dónde se cómo acabar con estas plagas que me acompañan desde hace años?

La raíz crece generalmente por debajo del suelo y esta historia de la cebolla me lleva a concluir que mientras no quite mis viejos hábitos es muy difícil que saque un producto nuevo.

“Si no se busca una renovación espiritual en las raíces mismas, todas las enmiendas de las costumbres son temporales.”

Buen coaching y ojalá ya comas cebolla, yo cambié mis hábitos de niño.

Dejar una respuesta