Las Noches Oscuras – Coaching Experiencial

Coaching noches oscurasTodo lo que evoluciona necesariamente pasa por instancias de crisis, un país, una pareja, una amistad, un individuo… Una estructura vieja que ya no resiste y se va desarmando, un negocio y hasta las creencias.

En estos últimos 15 días he pasado por diferentes situaciones difíciles de todo orden y recordé lo que San Juán de la Cruz llamó la noche oscura del alma.

A estas alturas de la vida he aprendido que el pasar por este tránsito de oscuridad es muy sano, pedir ayuda a amigos, profesionales, personas confiables que conozcan del asunto, que hayan transitado por este lugar y llegado al otro lado.

Es cuando más necesitamos de otros para que nos guíen y faciliten el camino. Los seres humanos fuimos creados para estar con otros, con confianza, afecto, respeto, amor sincero y maduro, y así darnos cuenta de lo que estamos viviendo.

También he aprendido a rendirme frente al creador y decirle:

-Oye Dios ¿Qué viene detrás de esto?

- Dios yo solo no lo puedo resolver, pon tu mano, ¡me rindo!.

¿Quién no ha pasado por momentos en que no encuentra sentido a lo que hace, a lo que tiene?-¿Qué hacemos cuando estamos pasando por momentos de oscuridad, confusión, desilusión?  Es tal vez momento de recurrir al coaching experiencial.

No nos han enseñado a rendirnos, nos enseñan a luchar y siento que ante el creador hay que rendirse para recibir su apoyo y lograr lo que para la dimensión humana es imposible.

“Si uno se queda solo se debilita”

(Bert Hellinger)

Las personas que atraviesan por noches oscuras suelen pasar por tristeza, soledad, angustia, temor, enojo, impotencia, frustración, sequedad emocional, indiferencia, duelo, en fin por decenas de manifestaciones que cada quien las describe según su propia experiencia.

Mira adelante, hacia donde te estás dirigiendo, y podrás lidiar mejor con lo que ahora estás pasando.

¿Cuál es el mensaje que nos traen las noches oscuras del alma?

¿Cuántas veces creemos que ese tránsito oscuro nunca acabará?

Así mismo en mi tránsito oscuro encontré que el teólogo Thomas Moore quien escribió también un libro llamado Las noches oscuras del alma dice: “… estos momentos son una verdadera iniciación espiritual y una oportunidad única de conocer las necesidades más profundas del alma. La aflicción forma parte de la vida humana, tanto como la alegría. Sin embargo, en algunos casos, los episodios difíciles pueden sumirnos en un angustioso túnel emocional, que experimentamos como una auténtica ruptura del ser y nos arrebata la alegría misma de vivir. La sociedad tiende a etiquetar estos períodos con términos clínicos, considerándolos un obstáculo a superar cuanto antes.

Pero ¿qué sucede cuando decidimos vivirlos con valor y confianza?

Si algo similar te está pasando o alguna vez te pasó, recuerda que en la dimensión humana están “Las noches oscuras del alma”.

Dejar una respuesta