Tipos de Observadores diferentes

Capacitacion observador diferenteLa superficie olfatoria de la nariz humana es de 5 cm cuadrados, el área olfativa del perro es de 150 cm cuadrados. El número de células olfatorias del hombre es de 5 millones, en el perro puede llegar a 220 millones.

La capacidad olfativa del perro es un millón de veces superior a la humana.

En varias ocasiones juego con mi perros a las llamadas escondidas y siempre ganan y me encuentran independiente del lugar donde lo haga o la estrategia que use.

Basado en esta experiencia concluí en esta frase:

El hecho de que no lo huelas no quiere decir que no exista.

El hecho que no lo veas no quiere decir que no exista.

 

Por lo tanto cada quien ve, siente, huele, percibe, experimenta y habla de acuerdo a lo que observa.

Traigo a esta reflexión el olfato de los perros porque estos seres tienen entre las características distintas a los humanos el olfato y ello los hace únicos en ese sentido.

¿Hasta dónde estoy consciente que al ser un observador diferente mi realidad es distinta?

¿Puedo entender que en el mundo hay muchos tipos de observadores diferentes?

¿Cómo podría hacerme cargo de las diferencias con otros seres humanos?

No existen dos personas que posean idéntico olor, ello se debe a que el olor es una mezcla de numerosas sustancias del tipo de los ácidos grasos, que huelen de manera diferente.

Los científicos han determinado que las feromonas de cada ser son únicas y propias de cada uno, resultando en una característica propia e irrepetible.

De hecho para el perro existen tantos olores diferentes como seres “olorosos” existen en la Tierra.

¿Basado en lo anterior cómo podría comprender las diferencias con los demás en lugar de juzgarlas?

¿Qué beneficios me traería comprender las diferencias y usarlas para aprender?

Nada es veneno, todo es veneno: la diferencia está en la dosis.

(Paracelso)

El universo en que vivimos está plagado de diferencias, el continente, país, región, sociedad o familia con la que nos identificamos se destaca por las diferencias.

¿Qué hace entonces que me molesten las diferencias?

Recogéis a un perro que anda muerto de hambre, lo engordáis y no os morderá. Esa es la diferencia más notable que hay entre un perro y un hombre.

(Mark Twain)

“Que tengas una semana radiante y dispersa en aromas y experiencias”

Dejar una respuesta