Shani – Y el manejo del desapego

Coaching seminarios empresas DesapegoShani fue el nombre que mi nuera y mi hijo pusieron a su cachorrita Chihuahua como símbolo de su compromiso de amor, compañerismo y unión.

A su viaje a Israel encomendaron en nosotros sus padres y su hermana menor esta guerrera que se convirtió en parte de la familia y porque no decirlo símbolo de chiqui chihuahuas el criadero de Angélica.

Shani se fue de este mundo como se va todo lo material que por momentos nos parece eterno.

El día de su muerte su descendencia, hijos e hijas y nieta seguían la vida normal como si nada hubiera pasado, es que los perros viven en presente, en el ahora.

Los niños no tienen pasado ni futuro, por eso gozan del presente, cosa que rara vez nos ocurre a nosotros los adultos.

Jean de la Bruyere (1645-1696) Escritor francés.

Shani aprendió a jugar fútbol, era la modelo para los vestidos de mascotas que mi hija fabrica, era la primera en subirse a mi carro cuando llegaba a casa, era desordenada y rompía reglas, era el modelo de líder alfa de la manada que incitaba al desorden o al orden, fue excelente madre y compañera.

Shani te llevamos en el recuerdo pero también en el desapego propuesto por Antony de Mello en el texto de redescubrir la vida.

“La causa del sufrimiento humano es el apego”.

¡Shani no voy a sufrir más!

Me queda la satisfacción que te disfruté, te acaricié, me contagié de tu espíritu y que de ti surgió el CD corazón de Chihuahua, me conectó contigo el romper reglas, el no estar de acuerdo.

¿Qué aprendes de los animales?

¿Cómo podrías estar en el ahora similar a los perros?

¿Cargas con el pasado de alguien que marcó tu vida?

¿Cómo sería si pasas la página y solo recuerdas para construir y aprender?

Shani me hizo coaching sobre la muerte y shani me recordó que no es el tamaño del hombre en la pelea sino el tamaño de la pelea en el hombre.

Te recordaremos, solo eso, nada más…

Evita la identificación con lo querido, porque la separación de ello representa dolor; las ataduras no existen para aquel que no hace diferencias entre querido y no querido.

Sabiduría budista

Dejar una respuesta