Una pausa

Coaching Capacitación empresas, familias, grupos¡En la pausa no hay música, pero la pausa ayuda a hacer la música!

Hace ya varias semanas que no escribía y me di cuenta que las reflexiones aquí contenidas no las redactaba por obligación sino cuando había algo que decir, algo que sentía, algo que expresar.

Dicen los que saben que al leer algo escuchamos e interpretamos lo que el escritor vive o está pasando y siento  que estoy en pausa, me doy permiso de la pausa.

Me di cuenta que escribir es un arte como cualquier otro, y en el arte se necesita la inspiración y en ocasiones el silencio, la parada.

En este lapso que no escribí me di cuenta que la pausa puede ser para reflexionar, para descansar, para meditar, innovar, silenciarse, o sencillamente estar en blanco.

¿Cuáles son las pausas de tu vida?

¿Con qué frecuencia decides hacer pausas?

¿Qué beneficios traería hacer pausas con más frecuencia?

Doménico Cier Estrada escritor mexicano y autor de libros relacionados con el tiempo decía: El arte es una pausa, un encuentro de sensibilidades.

Ahora deseo ver el coaching como arte y el arte tiene pausas, cambios, posibilidades, renovación.

¿Qué emocionalidad me genera el hacer pausas?

¿Acaso es que la interpretación de pausa es pérdida de tiempo?

Estoy en pausa para tomar nuevas decisiones, para que al tomarlas no sean fruto de la emoción y sí de la reflexión, de la conciencia, del silencio, de la quietud, de mirarme más por dentro.

Buen coaching y te invito a vivir de vez en cuando la Pausa.

Dejar una respuesta